Salsa de curry casera

Buenas! Cómo va el invierno? Yo deseando que termine, la verdad, me hace falta la luz del sol y no veo la hora que aparezca la primavera. Pero mientras tanto os traigo una receta que os va a encantar, cómo preparar vuestra propia salsa de curry.

Tenía muchas ganas de preparar mi propio curry para usarlo con pollo, pescado o verduras, y el resultado me ha encantado. Además he usado mi super Faitout de Emile Henry que me tiene enamorada, ya sabéis que la podéis encontrar en la página de CLAUDIA&JULIA. Y con esta receta participo en un concurso que tienen super chulo de mis productos favoritos que son todos los de cerámica de Emile Henry a ver si tengo suerte y cae algo 😉 aquí os dejo el enlace del CONCURSO EMILE HENRY.

La receta es muy fácil, y que no os asuste la cantidad de ingredientes que lleva. Las especias que os parezcan más raras las podéis buscar en herbolarios, o tiendas de productos extranjeros. Pero no prescindáis de ninguno porque el sabor no será igual. Aunque no hay dos currys iguales, este que os propongo es muy simple y os servirá para usarlo en múltiples recetas.

INGREDIENTES:

  • 1kg cebollas
  • 3 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 200g tomates pelados (de lata)
  • 4 cucharadas de pasta de ajo/jengibre (trituramos 50g ajos, 50g jengibre con agua)
  • 200ml aceite de oliva
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de garam masala
  • 1 cucharada de comino en grano
  • 1 cucharada de cilantro en grano
  • 1 cucharada de semillas de fenogreco
  • 1/2 cucharadita pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1/2 cucharadita de cayena
  • 1 cucharada cúrcuma en polvo

ELABORACIÓN:

  1. Comenzamos poniendo en una olla profunda la cebolla cortada en juliana, la zanahoria cortada en trocitos al igual que los pimientos.
  2. Cortamos los tomates enteros pelados de lata en trozos y los añadimos y por último la pasta de ajo y jengibre (que haremos triturando la misma cantidad de ajo y de jengibre con agua suficiente para hacer una pasta cremosa).
  3. Añadimos el vaso de aceite y medio litro de agua. Con esto vamos a conseguir pochar las verduras muy despacito. Lo tendremos así media hora a fuego medio.
  4. A continuación añadimos otro medio litro de agua, la sal y las especies y cocemos otra hora.
  5. Si en este punto vemos que las verduras están bien blanditas procedemos a quitar con cuidado con un cucharón casi todo el aceite que tenemos por encima. No os importe dejar cocer otros 30/40 minutos hasta que veáis que están listas las verduras.
  6. Dejamos templar un poco y pasamos a triturar toda la salsa de curry hasta que quede bien fina.
  7. Salen entre 1,5l /2l de salsa. Dura una semana en la nevera pero podéis congelarla en porciones y así la podéis usar cuando queráis.

Dentro de poco os prepararé alguna receta con esta salsa de curry ¿qué os gusta más? ¿con pollo, con pescado, con verduras? Ya veremos qué receta se me ocurre. Hasta pronto y recordad seguidme por mi Instagram AQUÍ que esta salsa de curry la cociné por directo en mis stories y prometo más. Besos.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *